«Venimos por el libro de Dolores Redondo y esto es todavía más bonito de lo que esperábamos»

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

Turistas de Bilbao y de Toledo observan este fin de semana las viñas de Doade desde el mirador de Soutochao
Turistas de Bilbao y de Toledo observan este fin de semana las viñas de Doade desde el mirador de Soutochao CARLOS CORTÉS

El otoño turístico arracan con fuerza en la Ribeira Sacra, gracias a un puente en el que se rozó el lleno

12 oct 2021 . Actualizado a las 20:29 h.

Este fin de semana en las calles del centro de Monforte de Lemos casi era más fácil cruzarse con un turista que con un lugareño. El puente del Pilar se convirtió en una especie de bola extra del verano para la hostelería y los alojamientos hoteleros de la Ribeira Sacra. El abarrote en las calles y en los lugares de mayor interés turístico era evidente, aunque no todos los establecimientos hoteleros estuvieron al completo.

 También navegaron prácticamente llenos los barcos de las rutas fluviales del cañón del Sil, uno de los puntos calientes del turismo en la Ribeira Sacra. El tramo de la carretera de Monforte a Castro Caldelas que baja al Sil desde el pueblo de Doade (Sober) es uno de los termómetros que miden cómo está todo de lleno. El sábado por la tarde apenas cabían más coches en el acceso al mirador de Soutochao, a medio camino entre el pueblo de Doade y el embarcadero Ponte do Sil, el principal enclave de las rutas fluviales en la margen derecha del cañón.

De camino a ese mirador, en grupo de cuatro jóvenes de Toledo se paran para contar qué les ha traído a la Ribeira Sacra. «Es por el libro de Dolores Redondo», aseguran. Leyeron «Todo esto te daré» y quisieron conocer esos viñedos en ladera de los que habla la escritora navarra en la novela que hace cinco años le valió el Premio Planeta. Se alojaban en Ourense y estaban recorriendo miradores. El paisaje no los ha defraudado. «Esto es muy bonito, incluso mejor de lo que esperábamos», aseguran.