El nuevo estímulo de Gustavo Rodríguez

El triatleta tudense cambia de entrenador tras ocho años y a unos meses de la cita paralímpica de Tokio


vigo / la voz

A sus 40 años, el triatleta y exciclista profesional Gustavo Rodríguez (Tui, 1979) se enfrenta al que seguramente es uno de los años más ilusionantes de su carrera. Con los Juegos Paralímpicos de Tokio -para los que se ha clasificado como guía de Héctor Catalá- en el horizonte, el deportista ha optado por buscar nuevos estímulos tomando una decisión «nada fácil», un cambio de entrenador tras ocho años trabajando con Diego Álvarez.

Del que acaba de dejar de ser su técnico explica Gustavo que fue la persona que le introdujo en el mundo del triatlón. «Le estoy muy agradecido. Realmente fue el primer entrenador en serio de mi carrera deportiva, porque en el ciclismo y en el deporte en general, antes no se planificaba tanto los entrenamientos como ahora», se sincera. Recién salido del ciclismo entró en contacto con Álvarez: «Me enseñó a conocer y comprender el deporte como lo hago ahora».

Sin embargo, Gustavo sentía que necesitaba «algo diferente» para afrontar esta temporada tan importante. «Son ocho años, ya sabía lo que tocaba al empezar y en cada momento, estaba quizá acomodándome», analiza. Y esa convicción fue la que le llevó a «salir de la zona de confort» buscando «un estímulo nuevo» que pueda mejorar su rendimiento tanto a nivel individual en la larga distancia como con Catalá en el tándem, afirma. «Aunque duela la decisión, tocaba tomarla», argumenta.

El elegido es Javier Sola, un técnico al que seguía en redes, con el que había coincidido en alguna ocasión, al que había escuchado en charlas y del que tenía muy buenas referencias. «Es un gran entrenador, muy metódico y riguroso, con experiencia contrastada. Estoy aprendiendo muchas cosas desde el principio y viendo una manera nueva de trabajar», recalca con satisfacción.

Comenzaron a trabajar hace tres semanas, tiempo suficiente para que Gustavo hable de «cambio radical». «La esencia coincide, pero hay detalles muy diferentes, otra forma de afrontar la preparación», comenta. Lo ejemplifica con la natación, donde antes apostaban por «muchos metros» y ahora se centran «más en la técnica, en la calidad». Esto está teniendo el efecto que Gustavo buscaba de revulsivo e ilusiones renovadas. «Hace tiempo que me apetecía trabajar con Javi y para mí es un privilegio», añade.

El entusiasmo y la ilusión no quitan para que también haya cierta incertidumbre. «Cuando recibes las semanas no sabes qué va a tocar y están las ganas de algo nuevo y también la incógnita de si funcionará bien», señala. Porque admite que llevar tanto tiempo con el mismo técnico le daba la seguridad de seguir un método que ya sabía a donde conducía. «Suele decirse que si haces siempre lo mismo, no esperes resultados diferentes. Y yo quería evolucionar», profundiza.

Balance

A la hora de hacer balance del 2019, Gustavo cree que es «bastante positivo». Aunque no logró el objetivo de clasificarse para el Mundial de Ironman de Kona, subraya que se alcanzó «el nivel para pelearlo, que era lo que buscaba». Recuerda que entran en juego factores como la suerte, y especialmente los rivales que le tocaron en las carreras que había elegido, todas ellas internacionales cuando en años anteriores la mayar parte de su calendario era nacional. «Conseguí bajar de ocho horas, que era algo que veía lejano, y es cierto que ser tercero o cuarto no es tan vistoso, pero era un calendario de calidad con pruebas de nivel».

En paratriatlón, Catalá y Rodríguez sí superaron todas las expectativas. «Los objetivos se cumplieron y se sobrepasaron. Vamos a presentarnos en el año olímpico siendo campeones mundiales y para nosotros es algo importante», valora reiterando lo ilusionante de estar en Tokio con opciones de subir al podio. «Algún resultado más a nivel individual hubiera sido la guinda al pastel de este año, pero estoy satisfecho», sintetiza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nuevo estímulo de Gustavo Rodríguez