Carlos Torres: «Charly Flow liga mucho más que yo»

El protagonista de «La Reina del Flow», la telenovela de reguetón que triunfa en medio mundo, confiesa que le gusta mucho Luis Tosar y que le encantaría visitar Galicia. Ahora lo podemos ver en «Bolívar», pero avisa: «Hacer de malo me quedó gustando»


Tiene 30 años y dos millones de seguidores en Instagram. Carlos Torres (Barranquilla, 1988) ya era un rostro popular en Colombia, pero el personaje de Charly Flow en La Reina del Flow lo convirtió en el actor más deseado de su país al mismo tiempo que lo lanzó al estrellato en el resto de Latinoamérica y también en España. Mientras la serie sigue triunfando, él continúa trabajando. Simpático, cercano y (lo siento por los fans) enamorado, el barranquillero confiesa que disfrutó haciendo de malo.

-Tienes familia en Madrid, ¿qué conoces de España?

-Sí, mi hermana vive allí. He estado en Madrid y Barcelona, y me encantan.

-¿Y en Galicia has estado?

-No, ojalá pueda ir pronto a conocer.

-¿Con qué español te gustaría trabajar?

-Actores hay un montón. Me gusta mucho Luis Tosar, también Mario Casas y Carmelo Gómez, y directores, Almodóvar. Veo muchas series españolas.

-¿Qué es lo último que has visto?

- Ahora estamos viendo Altamar.

-Tienes dos millones de seguidores en Instagram, ¿te llegan muchas propuestas indecentes?

-¿Sabes qué? Acá me hacen mucho esa pregunta y la gente no me cree, pero a mí no me llegan muchas propuestas indecentes. No sé qué estoy haciendo mal, pero algo seguro porque cada vez que hablo de esto me dicen compañeros: ‘¿No? Si a mí sí me llegan’. Y yo pienso: ¿Por qué a mí no? Ja, ja, ja.

-¿Conoces a Maluma? ¿Cuánto hay de él en Charly Flow?

-No lo conozco, pero mucha gente me dice que mi personaje les recuerda a él. Digamos que fue un referente muy importante, pero también J Balvin, Reykon o Piso 21, que son exponentes del género urbano a nivel mundial y que han salido de Medellín, de donde es Charly Flow.

-El reguetón ha sido criticado por sus letras machistas. ¿«La Reina del Flow» es un lavado de cara al género?

-Sí, se hizo con la intención de mostrar la otra cara. No queríamos hacer un proyecto vulgar, ni mucho menos, sino mostrar esa otra parte de que hay muchos cantantes del género como Manuel Turizo, que también es colombiano, que cantan canciones muy románticas con letras muy bonitas. En este caso era importante destacar esa cara del reguetón. Después, el hecho de poner una protagonista mujer dentro de un género que ha tenido tanto conflicto con el tema de las mujeres era también reivindicar su papel. Aquí la protagonista es chica, es ella la que está componiendo las canciones y aquí no se habla mal de la mujer, sino que es lo más importante del proyecto.

-¿Cómo fue hacer de Charly?

-Fue mucho trabajo de la mano de los directores. Yo no soy de Medellín así que el acento paisa me tocó trabajarlo mucho. Tuve que viajar muchas veces allá, compartir con la gente de allí, tomar clases de baile, porque tampoco es lo mío que se diga, aprender a desenvolverme en el escenario.... Fue un trabajo de preparación de unos dos meses y medio dedicados a clases de baile, a ensayos y a pruebas de vestuario y maquillaje

-Maluma tiene un dúo con Madonna, J Balvin ha estado en Coachella y los dos han pasado por la semana de la moda de París. ¿Qué tenéis los colombianos que gustáis tanto?

-Hombre, pues hay mucho talento acá. Afortunadamente se nos han abierto las puertas por muchas cosas. Siento que en general el mundo debido a la tecnología se está uniendo un poco más. Antes todo era más regional y ahora Internet ayuda a enseñar el talento de Colombia.

-¿Qué cantante español tiene flow?

-A ver [risas]. Es que no tengo ninguno en mente que cante música urbana. Puede ser Enrique Iglesias o David Bisbal, que lo quieren mucho acá, pero es otro estilo.

-¿Y la canción del verano?

-Acá se escucha mucho reguetón y ahora suena mucho Desconocidos de Mau y Ricky, Manuel Turizo, y Camilo.

-Tú también eres Carlos, ¿qué tienes en común con Charly?

-Lo único que tenemos en común es el amor que tiene Charly por su familia, por su mamá y por su hija, por las que él es capaz de darlo todo. Obviamente para mí la familia también es lo más importante. Por el resto no tenemos nada que ver, bueno solo el gusto por el reguetón.

-¿Qué fue lo más difícil de este papel?

-Meterse en esa alma de artista de género urbano. Los movimientos, la forma de caminar, prácticamente el flow, encontrarlo, porque esos artistas nacen con eso dentro. Sobre todo Charly que viene de una comuna de Medellín, que es como una favela. Es un barrio muy duro, hay mucho talento y muchos cantantes salen de ahí. Para mí lograr ese movimiento de las manos; que cada vez que hablan las mueven mucho; aprender todas las expresiones, coger ese sentido del humor que tienen; porque son encantadores, pero a la vez intimidantes, son coquetos, pero a la vez son bravos. Es todo una mezcla.

-¿Quién liga más: Charly o Carlos?

-Charly Flow liga, pero de lejos, mucho más que yo [risas].

-¿Cómo fue hacer de malo?

-Disfruté mucho, me quedó gustando. Ese es el problema [ríe]. He hecho varios personajes de bueno y este de malo ha sido una auténtica locura. A las chicas les gustan ese tipo de hombres, con esa picardía. Me dejó muy buenas sensaciones porque nos ha ido muy bien. Cuando uno hace de malo se divierte más en escena, tienes más herramientas para jugar. Eso es una realidad.

-Aún siendo malo, el público te ama. ¿Cómo lo lograste?

-La idea principal es que Charly es un artista que tiene carisma y por eso ha llegado adonde está. Él tiene talento para cantar, pero no para componer, entonces tenía que ser un embaucador. El director siempre me decía: ‘No se te olvide que es un artista y está acostumbrado a caerle bien a la gente, a hablar con todos, a sonreír... Esa es su vida’. Tuvimos eso siempre presente. Creo que ese fue el éxito, que no hicimos de ese malo un fastidioso, sino un malo agradable de ver que es lo que buscábamos.

-¿Os esperabais este éxito en España?

-No, mi hermana me contó que ponen en las discoteca las canciones y me quedé gratamente sorprendido. Hasta Luis Suárez y Arturo Vidal del Barça han subido vídeos viéndola. Nos siguen llegando todos los días por redes vídeos de todas partes de cosas de la serie. Es una locura.

-En México han grabado una versión de la serie. ¿Qué te parece?

-He visto el tráiler, pero por ahora aquí no tenemos cómo verla y me gustaría.

-Son 82 capítulos, ¿alguna anécdota?

-Grabamos unos ocho meses. Aquí el ritmo de trabajo es muy duro, muchas escenas al día y en todo ese tiempo una anécdota concreta no recuerdo, pero sí que hemos sido un elenco muy unido.

-¿Habrá o no segunda temporada?

-La idea es que sí, pero no tenemos mucha información. Me encuentro rodando otro proyecto y cuando termine sabré más. No está muy claro, pero esperemos que sí. Yo feliz de volver a Charly.

-¿Sigue dentro de ti?

-Ja, ja, ja. Está esperando que lo reanimemos. Charly está listo, es no más que me digan y lo sacamos.

-¿Cómo podemos conseguir el «flow»?

-Siendo auténticos.

-¿Un truco para hablar como Charly?

-Tienen que venir acá. Medellín es una de las ciudades más hermosas de Colombia y la gente es muy buena. Con dos semanas que pasen allá van a poder hablar con ese acento. Sí que es cierto que a los pocos países a los que he viajado por la promoción de La Reina del Flow he visto que les gusta mucho lo de parsero y lo de prinsesa, ja, ja, ja.

-Estás también en «Bolívar» en Netflix. ¿Podremos verte en algo más en España?

- Sí, hago una participación muy pequeña en Bolívar, que de hecho lo grabamos en España, en Madrid. Ahora estoy rodando Amar y vivir, pero de momento no sé si lo podréis ver allá. Ojalá que sí.

Carolina Ramírez: No sé si habrá segunda parte de «La Reina del Flow»

Caterina Devesa

Reguetón y venganza. Carolina Ramírez es la protagonista de la telenovela colombiana que transcurre en un ambiente de música urbana y que ha conquistado a famosos como Dulceida o los jugadores del Barça Luis Suárez y Arturo Vidal

Ganó el premio a mejor actriz de reparto en el último Festival de Málaga por su papel en Niña errante, pero sin duda el personaje que la ha lanzado al estrellato en nuestro país es el de Yeimy Montoya en La Reina del Flow. Carolina Ramírez (Cali, 1983) confiesa algunos de los secretos de la telenovela que arrasa en Netflix y que se ha convertido en la producción más vista del 2018 en Colombia.

-Lo primero, felicidades por tu premio en Málaga. ¿Qué significa para ti?

-Muchas gracias. La verdad, no me lo esperaba. Con la invitación ya estaba feliz porque era la primera vez que iba a un festival al otro lado del charco y ya recibir el reconocimiento por una película que significó tanto y estuve al lado de actores españoles que admiro un montón, como Óscar Martínez. Fue alucinante. Me sentí muy feliz, muy contenta y sobre todo muy honrada.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Carlos Torres: «Charly Flow liga mucho más que yo»