El incendio de Pazos de Borbén, Ponteareas y Redondela arrasó 1.500 hectáreas en doce horas y sigue avanzando sin control

La Guardia Civil desaloja a los habitantes de Vincios, en Gondomar. El fuego ha arrasado 1.500 hectáreas en doce horas. Una inmensa nube de humo rodea Vigo y cubre buena parte de la ría

Las llamas avanzan desde Pazos de Borbén a Redondela Las llamas avanzan desde Pazos de Borbén a RedondelaLas llamas avanzan desde Pazos de Borbén a Redondela

Redacción

La oleada de incendios que avanzan por Galicia desde hace días ha entrado con fuerza en Vigo y su entorno a lo largo de esta madrugada. En total han sido cuatro los frentes que se han iniciado desde ayer provocando que una inmensa nube de humo rodee la ciudad de Vigo y cubra buena parte de la ría. Ahora mismo el más preocupante se concentra en Pazos de Borbén, Ponteareas y Redondela, con 1.500 hectáreas calcinadas en doce horas. El incendio comenzó a las 00:26 horas. Trabajan en la extinción dos técnicos, cuatro agentes, doce brigadas, doce motobombas, un avión y tres helicópteros. También participan efectivos de la UME. En este frente fue necesario decretar la Situación 2 por proximidad a viviendas. A las 10.30 horas, fuentes oficiales confirmaban que las llamas avanzaban sin control y que al menos una decena de viviendas habían sido desalojadas.

Efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional han comenzado a desalojar esta tarde a los habitantes de la población de Vincios, en Gondomar, así como a los vecinos de los núcleos de Devesa y Sobreira por la proximidad de las llamas a las viviendas. De ello han informado fuentes de la Policía Nacional, que señalan que incluso han tenido que romper las ventanas de algunas viviendas para sacar a personas mayores del interior de sus casas, que se han visto alcanzadas por las llamas. En Sobreira, una nonagenaria se ha visto afectada por inhalación de humo a consecuencia de un incendio forestal que amenaza este núcleo de población del área metropolitana de la ciudad olívica. Según han informado fuentes de la Policía Nacional, en la zona de Sobreira-Valladares está activado un protocolo de actuación ante la proximidad de las llamas a las casas.

Tres de las principales arterias de comunicación (VG-20, AG-57 y A-52) han sido cortadas por la proximidad de llamas, ceniza y baja visibilidad. 

En Baiona, de madrugada, se inició otro frente en el entorno de A Virxe da Roca, en donde ya fue sofocado otro incendio esta misma semana. A poca distancia, en el municipio de Oia, las llamas también hicieron acto de presencia a poca distancia de casas, lo que obligó a los equipos de emergencias movilizados a desalojar también a los propietarios de las viviendas que estaban en riesgo. En Vigo, concretamente en la zona de A Madroa, otro frente sigue activo con numerosos medios implicados en su extinción.

La Xunta confirmó a mediodía que Galicia está sufriendo en las últimas horas una elevada actividad incendiaria, con clara intencionalidad y virulencia, de forma que se registraron hasta 80 incendios en nuestra comunidad desde el día de ayer. Además, hay incendios en Portugal que están cerca de la frontera con Galicia y que obligan a los medios de nuestra comunidad a multiplicar sus esfuerzos para evitar que nos afecten. Junto con el refuerzo de los trabajos de extinción, se está intensificando la vigilancia policial en los diferentes puntos, para atajar la actividad incendiaria. A las 12,00 horas de este domingo había un total de 25 fuegos, que se suman a los 55 contabilizados ayer. La Xunta y el Gobierno Central están movilizando una ingente cantidad de medios humanos y materiales para hacerle frente. Así, trabajan ahora en la lucha contra los incendios unas 350 brigadas, 220 motobombas, 40 palas y una veintena de medios aéreos. Además, en las tareas de extinción colaboran unos 160 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), apoyados con 18 autobombas y 6 nodrizas. En camino vienen otros 100 efectivos. Además, están movilizados efectivos de la Guardia Civil, Policía Autonómica, Policía Local y Protección Civil.

La Diputación de Pontevedra moviliza a todo el Consorcio Provincial Contra Incendios

Los miembros de los parques de Vilagarcía y O Porriño trabajan el fuego de Pazos de Borbén, y los de Bueu y Ribadumia están preparados para dar cobertura de emergencia en el resto de la provincia de Pontevedra

Cristina Barral

El Consorcio Provincial contra Incendios, adscrito a la Diputación de Pontevedra, movilizó ayer por la noche a todos sus efectivos ante la situación de los fuegos en el sur de la provincia. Todos los integrantes de los parques de Vilagarcía y O Porriño están a disposición del 112 trabajando en la extinción del incendio de Pazos de Borbén, declarado de nivel 2 de alerta. Los miembros de los parques de Bueu y Ribadumia están movilizados para dar cobertura de emergencia al resto de la provincia. La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, está en permanente contacto con la Xunta y los alcaldes de los concellos afectados. El incendio de Pazos de Borbén obligó a cancelar por razones de seguridad la DepoAndaina en el vecino concello de Soutomaior.

El incendio de Cervantes sigue sin ser dominado

X.M.P., T.T.
.

El fuego ha obligado a cortar una carretera que va a Piornedo

El incendio que afecta al municipio de Cervantes sigue descontrolado. Las llamas se han avivado durante la noche, y la inquietud entre vecinos va también en aumento. La situación ha obligado incluso a cortar una carretera que conduce a Piornedo, cerrada al tráfico dede alrededor de las diez de la mañana.

Monte raso pero también arbolado es el destrozado por las llamas, en cuya extinción trabajaron ayer varios helicópteros. Incluso se desplazó una brigada procedente de Toledo.

Seguir leyendo

Votación
33 votos
Comentarios

El incendio de Pazos de Borbén, Ponteareas y Redondela arrasó 1.500 hectáreas en doce horas y sigue avanzando sin control