La «vergonzosa» razón por la que Mario Casas no se quita la gorra

Acudió a «El Hormiguero» con una gorra negra y hace unos días lució un sombrero del mismo color


Redacción / La Voz

Mario Casas acudió por enésima vez a El Hormiguero. La de anoche era la vez número diecinueve que acudía al programa que presenta Pablo Motos. Él se ganó hace tiempo la silla de platino que otorga el espacio a sus invitados más fieles. En esta ocasión Mario Casas fue para promocionar su última película Adiós, dirigida por Paco Cabezas, en la interpreta a un padre que, recién salido de prisión, pierde a su hija de forma trágica. «Para mí Adiós tiene algo que consigue abarcar a muchos espectadores. Está el thriller de acción, está la parte dramática con la historia de estos padres que pierden a la niña, y la película tiene giros constantes de guion. Me parece que son casi dos horas que te mantienen pegado a la butaca, entonces desde mi punto de vista el tráiler se queda en poca cosa. Cuando lo vi se me quedaba en nada, porque al final la peli sí es verdad que es mucho más», explicaba en una reciente entrevista en YES

Los espectadores del programa vieron sorprendidos cómo Casas se sentaba junto al presentador con una gorra negra que cubría totalmente su cabeza. A pesar de que Motos pidió insistentemente al actor coruñés que se quitase este complemento, este se negó. «Me da vergüenza, parezco Nicky Jam», dijo recordando el estilismo que lleva el conocido cantante. «No lo voy a enseñar», aseguraba muy tajante, calificando de «destrozo» lo que le habían hecho el pelo. «Los de Netflix me crujen», añadía. Pablo Motos describía el peinado.  

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.

Y es que al parecer, por exigencias del guion, Mario Casas luce en la actualidad un peinado del que se avergüenza y por eso se cubre completamente la cabeza. Casi al final de la entrevista mostró un poco de pelo y se veía que tenía el pelo cortado de diferentes formas, aunque poco se pudo intuir de lo que mostró. 

«Es de lo peor que he visto en mi vida. No estás ni calvo ni no calvo, es como mal», aseguraba Motos. Casas graba la película El practicante para Netflix. 

Durante la entrevista Mario Casas se arrancó a cantar Volando voy, con Motos a la guitarra. 

Enmedio de una entrevista muy criticada por los espectadores, Mario Casas reveló que le gustaría ser padre. La conversación de Motos provocó numerosas críticas en las redes sociales. Intentando ser gracioso, Motos se refirió a «una fiesta de empalmada» para contarle a Casas que había coincidido con Sergio Ramos una noche de fiesta, jugando con el doble sentido de la palabra. Pero si algo indignó a los espectadores fue esta pregunta: «¿Cuándo engordas y adelgazas, la picha también?».

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.

Y es que durante El Hormiguero repasaron los impresionantes cambios físicos que ha sufrido Mario Casas en los últimos años para sus películas. 

La Voz de Galicia