Liberto Rabal: el chico Almodóvar que ahora trabaja en un Ikea

El nieto de Francisco Rabal  ha pasado de ser uno de los actores con mayor proyección de los noventa a convertirse en un trabajador anónimo de la cadena sueca

LIBERTO RABAL EN LOS AÑOS NOVENTA
LIBERTO RABAL EN LOS AÑOS NOVENTA

redacción

Sin duda su año fue 1997. Un papel estelar en la icónica Carne trémula de Almovódar se acompañaba de la nominación al Goya como mejor actor revelación por Tranvía a la Malvarrosa de Jose Luis García Sánchez. Entonces Liberto Rabal se encontraba en el trampolín hacia al estrellato definitivo.

Crecido en una familia de artistas (su abuelo era el legendario Paco Rabal; su padre, Benito; y su tía, Teresa), empezaba a aparecer en los medios como un nuevo rostro a colocar junto a los de Antonio Banderas, Javier Bardem y los actores más famosos. 

Sin embargo, su presente es otro. Tal y como publica el suplemento LOC de El Mundo, le vinieron mal dadas a él y a su familia. Aunque actualmente trabaja en el Ikea de de la calle Goya de Madrid, hubo años en los afirma que su familia llegó a vivir con uno o dos euros al día. 

Esa familia la formó junto a la escritora Adriana Davidova, con quien tuvo su hijo Daniel. Tras hacer papeles menores, ha encontrado en la multinacional sueca su refugio laboral. 

Allí atiende pedidos, gestiona las peticiones de los clientes y se lleva bien con los compañeros de trabajo. Dicen que nunca ha apelado a sus orígenes familiares ni su pasado estelar.   

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Liberto Rabal: el chico Almodóvar que ahora trabaja en un Ikea