Nacen vacas sin cuernos mediante la edición genética

La ausencia de esta característica física se ha conseguido transmitir por primera vez a la descendencia


redacción

¿Un toro sin cuernos? No solo es algo posible, sino que esta modificación en su aspecto incluso puede ser transmitida a su descendencia. Es lo que ha conseguido un equipo de investigadores de la Universidad de California mediante la edición del genoma de un toro para que no tuviera cornamenta, rasgo que ha pasado a los dos terneros que ha tenido. Esta tecnología se ha propuesto como una alternativa al descornado, una práctica muy común en la gestión del ganado utilizada para proteger de lesiones a otros bovinos y a los trabajadores de las granjas y para una mejor manipulación de los animales en los establos. Los resultados de la investigación, que fue aprobada por la FDA estadounidense, se han publicado en la revista científica Nature Biotechnology.

Los investigadores aseguran que ninguno de los descendientes del toro desarrolló cuernos, como se esperaba, y el análisis de sangre y los exámenes físicos a los terneros confirmaron que todos estaban sanos. También secuenciaron los genomas de los terneros y sus padres y analizaron estas secuencias genómicas, en busca de cambios inesperados. Pero no fue el caso.

«Hemos demostrado que se pueden producir terneros sanos sin cuernos con solo la edición deseada y proporcionamos datos apra ayudar a informar el proceso para evaluar animales con la edición de su genoma», destaca Alison Van Eenennaam, la primera autora del trabajo.

Todos los datos fueron compartidos con la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos. El análisis realizado por científicos de la FDA reveló que un fragmento de ADN bacteriano, utilizado para entregar el rasgo de sin cuernos al toro, se había integrado junto con una de las dos variantes genéticas sin cuernos, o alelos, que se generaron mediante la edición del genoma en el toro. Los investigadores de Universidad de California validaron aún más este hallazgo.

«Nuestro estudio encontró que dos terneros heredaron el alelo natural sin cuernos y cuatro terneros también heredaron un fragmento de ADN bacteriano, conocido como plásmido», explica Van Eenennaam.

En realidad, los animales heredan una pequeña parte de ADN que no es propia de la especie, sino que se corresponde con un plásmido bacteriano, por lo que, técnicamente, el primer toro sin cuernos nacido de esta tecnología es un organismo modificado genéticamente (OGM), cualidad que ha transmitido a su descendencia. Van Eenennaam, aclaró, sin embargo, que el plásmido no daña a los animales. 

No obstante, esta pequeña molécula de ADN bacteriano también apareció en otros animales del experimento que todavía mantuvieron la cornamenta. «Nuestro estudio encontró que dos de los terneros heredaron el alelo (forma genética) sin cuernos generado naturalmente»,apunta Alison Van Eenennaam.

Los científicos no observaron ninguna otra alteración genómica no intencionada en los terneros, y todos los animales permanecieron sanos durante el período de estudio. Ni el toro ni los terneros entraron en la cadena de suministro de alimentos.

¿Por qué se eliminan los cuernos a los toros?

La extirpación de los cuernos es una práctica habitual en las granjas lecheras, también en Galicia. La cornamenta se elimina porque las reses que no los tienen son menos propensas a dañar a otros animales o a los trabajadores lácteos y tienen menos comportamientos agresivos. También porque los animales sin esta característica física requieren menos espacio de corral y de comedero.

Sin embargo, tanto el descornado como el desmochado son prácticas dolorosas para los animales. «Nosotros -subraya Van Eenennaam- ofrecemos una alternativa sin dolor a la eliminación de cuernos, mediante la introducción de una variante genética o alelo natural que está presente en algunas razas de ganado vacuno».

Los técnicas más utilizadas actualmente para eliminar la cornamenta son el desmochado por cauterización mediante un quemador, el desmochado químico mediante la aplicación de una sustancia cáustica y el descornado por amputación. Mientras que el desmochado suele realizarse durante las primeras 4-6 semanas de vida del animal, el descornado se realiza cuando el cuerno ya está formado.

Con o sin cuernos, ¿cómo las prefiere Galicia?

Lucía Vidal
;
¿Con o sin cuernos? ¿Cómo las prefieren en Galicia? Suiza acaba de votar en referendo si prefiere que las vacas mantengan o no la cornamenta. ¿Y Galicia?

Suiza acaba de decidir en referendo no subvencionar a los ganaderos que respeten la cornamenta de las vacas

Manuel no entiende ni su vida ni la de sus animales sin una palabra: libertad. En 1993 dejó un piso en su Carballo natal para mudarse a la explotación de sus suegros, quince hectáreas alquiladas a la iglesia en Coristanco, donde, además de criar setenta cabezas de vacuno, siembra patata, como no podía ser de otro modo en una de las comarcas gallegas rendidas al cultivo de este tubérculo.

Tras la crisis de precios de la década de los noventa, se pasó de la leche a la carne. Llama la atención la edad de algunos de sus ejemplares. Cuando la media ronda los trece o catorce años, en estos verdes prados pastan vacas de hasta dieciocho, lo que da una idea de la filosofía que guía su trabajo. «O que ten os animais fóra ten que terlles os cornos. Para que se defendan dos lobos e outros animais. Ademais, cando hai crías polo medio, as nais arremeten». Manuel recuerda la última y reciente visita del lobo: «Eran as nove da mañá. Escoitamos o can ladrar. Saíu a miña muller e dixo: “Están aí no prado”. Eran dous, pero non colleron ningunha presa. Cada vez achéganse máis ás casas».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Nacen vacas sin cuernos mediante la edición genética