Alcohol y menores: un problema que pide una solución urgente

La Obra Social 'La Caixa', financia a la Fundación Galega contra o Narcotráfico en este ámbito


redacción / la voz

Diez mil menores gallegos realizan un consumo de alcohol de riesgo. Este es un problema social que preocupa a familias e instituciones como la Fundación Galega contra o Narcotráfico, que ha abierto un frente de trabajo para combatir una realidad que demanda una actuación urgente.

Con la aportación de la Obra Social ‘La Caixa’, la entidad celebró unas jornadas en colaboración con la Facultad de Psicoloxía de Santiago y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, en las que varios expertos en el tema debatieron para trazar un camino por el que comenzar a andar.

Fernando J. Alonso, gerente de la entidad, subraya la gravedad de este tema como asunto de salud pública, y asegura «que debería ser una prioridad para todas las administraciones». A su juicio, la solución no pasa por criminalizar a los jóvenes, «porque ellos son parte de un entorno donde todo está orientado y te lleva al consumo de alcohol. Ellos imitan lo que ven y beben para ser jóvenes y serlo cuanto antes. Es en el entorno donde hay que hacer grandes cambios».

Por otra parte, el problema se agrava por los patrones de consumo de los jóvenes, «el botellón y el beber por atracón, muchas copas en poco tiempo, hace que los daños sanitarios sean tremendos». Alonso recuerda que, además, «en los jóvenes el cerebro todavía se está formando hasta los 21 años, así que, además de los daños que empezamos a ver ahora en los servicios de urgencias, tendremos los que luego vamos a ir viendo con el tiempo».

Además de las consecuencias sanitarias, el experto destaca también otros daños colaterales como el fracaso escolar o los accidentes de tráfico; más allá de la adicción en si misma o la escalada hacia el consumo de otras drogas. «Las cifras son tremendas -explica-: en Galicia el 60 % de los adolescentes de 14 a 18 años reconoce haber consumido alcohol en el último mes. Es un problema grave y hay que ponerse a solucionarlo lo antes posible»

Las propuestas

Entre las propuestas de los expertos reunidos en las jornadas organizadas por la Fundación Galega contra o Narcotráfico, destaca la inspirada en el método islandés. En ese país bajaron de forma notable el consumo de alcohol poniendo en marcha más actividades para los jóvenes y las familias. «No hay recetas milagrosas -asegura- para conseguir resultados inmediatos, lo que aplicaron fue el sentido común. Implicaron a la familia (que estamos dejando de lado), y potenciaron las actividades culturales, deportivas y de ocio que los jóvenes».

Otras propuestas interesantes hablaban de educación y formación en valores y habilidades de vida. «Los expertos aseguran que no hay excesiva formación de los jóvenes en estas cuestiones. Hay que fomentar actitudes como la disciplina, el esfuerzo y la búsqueda de asertividad, para ser capaces de rechazar invitaciones al consumo». También destacaron la necesidad de límites. «En este país parece que nos suena mal lo de prohibir y poner límites, pero lo que está comprobado es que el consumo de alcohol está directamente relacionado con el dinero disponible y la hora de llegar a casa. Si no hay control, el chico o la chica sale con todo el dinero del mundo y puede llegar a la hora que quiera, las posibilidades de consumo son mayores. Esto lo tienen que saber los padres y las madres».

Por último, una receta para el triunfo: pasar más tiempo con los hijos. «Los expertos nos contaron que en el árbol de deseos de Navidad, lo que más pedían los chicos y chicas era pasar más tiempo con sus padres. Eso es la constatación de una carencia muy grande que tenemos en esta sociedad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Alcohol y menores: un problema que pide una solución urgente