El Concello de Melide volverá a denunciar ante el juzgado los vertidos del polígono industrial

No trascienden las medidas cautelares que exige la Xunta, que también traslada su actuación a la justicia


melide / la voz

El Concello de Melide pondrá en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arzúa los últimos vertidos procedentes del polígono industrial de A Madanela, con una red de saneamiento que desagua en el regato de Reboredo, afluente del río Furelos. El bipartito municipal, integrado por cinco ediles del grupo independiente Adiante Melide y por dos del PSdeG, rompió el silencio que mantuvo desde que el pasado domingo trascendió que la Consellería de Medio Ambiente abrió sendos expedientes al Ayuntamiento melidense y a una empresa de transportes del polígono -Transportes Zas- por los recientes vertidos, y ayer hizo pública su decisión de denunciar los hechos ante la autoridad judicial «para que se depuren non só as responsabilidades administrativas senón tamén, de ser o caso, as penais». También el departamento autonómico dirigido por Ánxeles Vázquez dio traslado al juzgado arzuano de los citados expedientes, informando a la vez de que requirió al Concello melidense adoptar medidas cautelares para que cesen los vertidos. De igual modo, Medio Ambiente consultó en el juzgado si el correspondiente procedimiento administrativo se mantiene abierto o se suspende temporalmente hasta que se resuelva el judicial.

Y las medidas que se adoptaron para detener los últimos vertidos industriales al río Furelos son, de momento, una incógnita. El bipartito de Melide no las concreta, limitándose a indicar que «volveu actuar adoptando as medidas necesarias para o cesamento inmediato». Y tampoco las conocen aún en la consellería, que concedió hasta ayer de plazo para que la administración local se las comunicase formalmente, y a primera hora de la tarde, en el departamento autonómico, según confirmaron, no habían recibido información alguna.

«Prevaricación por omisión»

Ante los vertidos registrados el pasado verano, desde el Concello melidense, además de denunciarlos en el juzgado, se selló la salida a la red de saneamiento de la industria láctea Dairylac y del matadero avícola Poulet Royal, las dos firmas identificadas por la Xunta como causantes de los vertidos registrados entonces; uno de ellos fue letal para la fauna ictícola del Furelos, en el tramo que, hasta la desembocadura del Ulla, discurre por Santiso. El bipartito de Melide explica que los vertidos industriales son un viejo problema, ante el que los anteriores gobiernos locales y la Xunta mostraron una «desidia que explica a deterioración ambiental que Melide está a sufrir. Baste ver que desde a posta en marcha do polígono os anteriores gobernos locais non incoaron expediente ningún en relación coas verteduras». Apoyan esa afirmación en un informe del Seprona, que «datado o 9 de setembro de 2019 e referido ao período 2004-2019, di, literalmente, que en varios informes dos axentes se recomenda informar á autoridade xudicial competente do desinterese por parte da Administración en dar solución á falta de depuración das augas residuais do polígono, e por conseguinte por unha posible prevaricación por omisión».

Frente a la actitud de sus predecesores, el nuevo gobierno local defiende haberse puesto «mans á obra desde o primeiro día para pór fin ás verteduras procedentes», con medidas como, amén de las judiciales, la apertura de expedientes de reposición de la legalidad y la vigilancia «intensiva» por parte de la Policía Local.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello de Melide volverá a denunciar ante el juzgado los vertidos del polígono industrial