Elena Ampudia: «La torre Hercón sí fue un acierto en términos de las necesidades de los 70»

La decana del Colexio de Arquitectos de Galicia asegura que «los planes generales actuales no permiten alturas como la planteada en Ourense»


a coruña / la voz

La elucubración del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, no ha pasado desapercibida entre los encargados de diseñar el urbanismo de nuestras ciudades. La decana del Colexio de Arquitectos de Galicia, Elena Ampudia (Andorra, 1973) urge a devolver el foco de la atención a lo prioritarios: cuidar lo que ya tenemos.

-¿Tienen sentido hoy en día los grandes rascacielos en las ciudades gallegas?

-No tienen sentido alguno. Ourense es una ciudad que no tiene una escala suficiente como para integrar en su malla urbana un edificio con esa tipología arquitectónica. Menos, sin un debate previo y en profundidad.

-A Coruña fue una ciudad pionera. Como la Hercón, el edificio más alto de Galicia, la mayoría de las torres se levantaron en los setenta. ¿Fueron un acierto?

-Las necesidades que existían en los años setenta eran muy diferentes a las actuales. El país aún vivía una migración constante del campo a las ciudades, el desarrollo económico era muy diferente, los planes generales permitían la edificación en altura y la tasa de crecimiento de la población era positiva. La planificación urbana y la arquitectura dan respuesta a las necesidades que plantean el territorio, la economía y las expectativas de crecimiento en un contexto determinado. Analizada en esos términos, la torre Hercón sí fue un acierto. Respecto a la integración en la malla urbana de este tipo de edificaciones, el resultado podría haber sido mejor. Hay que verlo caso por caso.

-¿Permiten los planes urbanísticos de las urbes gallegas levantar edificios de esta altura?

-En general, no permiten levantar edificios de la altura de la torre Hercón, mucho menos, la altura planteada en Ourense [en la ciudad todavía no han aprobado su plan general]. En A Coruña, por ejemplo, el PXOM, como regla general, limita la altura a ocho plantas. Depende de la norma zonal y la calle del solar. En casos particulares, en los suelos pendientes de desarrollo, si está permitida una altura mayor. Tendrá que estar justificada.

-¿Qué aportan los rascacielos? -Uno de los pros de la edificación en altura es que permite que se libere suelo y, con ello, se generen espacios destinados a la relación de las personas. Como punto negativo, al tener un gran número de viviendas, el usuario tiende a hacerse anónimo. En Galicia, sin embargo, vivimos en ciudades más densas, en cuanto a ocupación de suelo.

-¿Son más sostenibles y compactas las ciudades que crecen en alto?

-La eficiencia de una ciudad depende de su planificación, ya sea en altura o no. Su desarrollo debe responder a las necesidades existentes. En el caso de China, sí que se plantean el desarrollo en altura para poder absorber la previsión de crecimiento que tienen a medio y corto plazo. Lo de que sean más compactas o no, vuelve a depender de la planificación, puedes planificar en un sentido u otro. Pienso que es mucho más urgente hablar en Galicia de la regeneración de los cascos históricos más deteriorados. En el COAG trabajamos en las áreas Rexurbe, zonas de rehabilitación planteadas por la Xunta. Es más importante eso que competir con el resto del mundo por tener el edificio más alto.

-¿Impacto visual y eficiencia pueden ir de la mano?

-La referencia son los objetivos de sostenibilidad de Naciones Unidas. La planificación debe ser eficiente minimizando el impacto visual. Lo mas sostenible y eficiente para nuestras ciudades hoy día es rehabilitar el parque de viviendas existentes, sobre todo, desde el punto de vista de la eficiencia energética: renovando fachadas, aislamientos, carpinterías o con sistemas de generación de calefacción y agua caliente sanitaria. Lo mismo con la accesibilidad, instalando ascensores o adaptado baños y cocinas para usuarios mayores. Con esto conseguiremos ciudades más habitables, sin buscar una expansión hacia la periferia que deja vacíos los centros urbanos.

Jácome enfría las expectativas sobre el rascacielos: «Es una idea»

La Voz
TORRE COSTA RICA O TORRE HERCON (A Coruña) - Es el edificio más alto de Galicia con 116 metros y una treintena de plantas
TORRE COSTA RICA O TORRE HERCON (A Coruña) - Es el edificio más alto de Galicia con 116 metros y una treintena de plantas

El alcalde de Ourense reprocha a la Xunta que cuestione su iniciativa y que permitiese un edificio de veinte plantas junto al río Miño

Al alcalde de Ourense, Gonzalo Jácome, las recomendaciones de la Xunta de Galicia en materia de urbanismo no le convencen.Y aunque respeta la opinión de la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, no le parece que sea precisamente ejemplarizante la actitud del Gobierno autonómico en este terreno.

El proyecto de rascacielos de 80 plantas y 300 metros de altura que lanzó hace unos días el regidor municipal de Ourense sigue provocando reacciones, y tras la postura de la conselleira Jácome no dejó pasar la oportunidad de dar su opinión al respecto. El alcalde recordó «que la Xunta de Galicia autorizó una torre de 20 plantas al lado del río Miño, junto al puente del Milenio, y resulta que esa torre no planteaba ningún problema, a unos metros del río, y sí lo sería el rascacielos que nosotros proponemos en un entorno, como la Finca Santamarina, con mucho espacio por desarrollar».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Elena Ampudia: «La torre Hercón sí fue un acierto en términos de las necesidades de los 70»