Ourense descubre su hórreo más viejo

Las excavaciones del castro de Acea entre Baños y Xunqueira deja al descubierto un canastro castrexo de gran valor


ourense / la voz

Baños de Molgas y Xunqueira de Ambía comparten el castro de Acea. Es un enclave histórico localizado hace tiempo que ahora han decidido poner en valor y convertirlo en un reclamo turístico para ambos municipios. Así que con el inicio de mayo comenzó la primera excavación de la zona, y en apenas 20 días, ya hay resultados que señalan la importancia del lugar. Así lo resaltaron los regidores, Xaime Óscar Iglesias y José Luis Gavilanes, que ayer visitaron el yacimiento. Lo hicieron junto al equipo de arqueólogos, compuesto por cuatro profesionales que trabajan con el apoyo de dos brigadas municipales (una por ayuntamiento). Y fueron los expertos los encargados de resaltar la importancia de la excavación. «No que temos aberto temos dúas edificacións, varios muros de estruturas castrexas e, o máis singular, un canastro. É o achado máis senlleiro porque non hai ningún na provincia de Ourense, e en toda Galicia só se localizou un no castro de Astariz, no Saviñao; é un dos primeiros canastros do país», apuntaba el arqueólogo David Pérez.

«Agora xa se ve, e vaise consolidar para que quede á vista -añadía-. Ten oito ventaíñas polo fondo para que entre o aire, e despois un estrado de madeira onte meterían o cereal». Aún a falta de datar claramente, «non ten indicios de romanización, así que sería do século tres ou catro antes de Cristo», decía Pérez. Es uno de los elementos singulares de un castro en el que los expertos calculan que vivieron alrededor de un millar de personas.

Una ruta de senderismo

Todavía quedan varias semanas de labor por delante, con el objetivo de documentar todo lo encontrado y consolidar los muros de las edificaciones para evitar que se vengan abajo. Además, los trabajos incluyen la señalización del castro, hasta el que se llega siguiendo una nueva ruta de senderismo.

«Abriuse o camiño e completouse con paneis explicativos, para que os visitantes poidan saber o que van vendo», explicaba Pérez. Solo falta el panel de la excavación, a la espera de registrar todo lo que se ha encontrado. En verano los turistas podrán llegar hasta el castro y disfrutar del yacimiento con todas las explicaciones a su alcance.

El objetivo de ambos gobiernos locales (que cuentan con el apoyo económico del GDR para sufragar los gastos) es conservar el castro y hacer de él un reclamo turístico. La excavación en marcha es solo un primer paso para poner en valor un castro que tiene casi tres hectáreas. «O que temos á vista é unha pequena mostra do que hai. Como pasa nestes xacementos, require dunha actuación continua cada temporada para darlle monumentalidade e volume», argumenta Pérez. Para profanos en la materia, explica que sería preciso trabajar una generación entera; y compara el castro de Acea con San Cibrao de Las. «O de Las ten oito hectáreas, levan 30 anos traballando e hai unha hectárea escavada», señala. Y añade: «Vai pouco a pouco, non é fácil sacalo enteiro». Al mismo ritmo, para sacar a la luz todo el castro de Acea (también llamado Outeiro do Castro) serían precisos 90 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Ourense descubre su hórreo más viejo