¿Tener hijos fortalece o debilita?


Elba Vázquez, 30 años, incendió la polémica con sus sinceras declaraciones a la revista Yes de La Voz: «Un hijo te cambia la vida, y yo no quiero cambiar la mía». «No tiene ni idea», escucho en una cafetería contestar a una madre sobre esa cuestión palpitante. El debate me lleva a la pregunta: ¿tener hijos fortalece o debilita? Desde que tienes hijos vas pasando por distintas etapas: del padre que comparte los virus y sale corriendo con fiebre y con el chaval a que atiendan al crío (a mí ya se me pasará sola la fiebre), al padre que se convierte en taxista o conductor de Uber, si lo prefieren, durante todo su tiempo libre llevando al muchacho de un sitio a otro. Tu tiempo libre simplemente deja de existir o existe de otra manera. Y luego está el padre que no pega ojo porque no sabe a qué hora va a llegar esa noche la que fue niña de sus ojos.

No voy a negar, y menos a la madre que está en la cafetería, que lo vivido con los hijos jamás se olvida, aunque el desgaste es brutal. Es mucho mayor el que sufren las madres. Su cuerpo cambia. Su carrera laboral tiende a estancarse, digan lo que digan las empresas. La conciliación es casi por completo cosa de ellas, aunque los hombres alardeemos de lo que no hacemos. Ellas son las campeonas de esta historia. Lo que nos queda a nosotros es una humilde opinión de lo que impacta ser padre, mero daño colateral. Es casi mejor no pensar en el balance y tener claro que te darán la patada y que terminarás, si llegas, en una residencia, en el mejor de los casos. También es verdad que tener hijos te hace comprender, como no lo hace nada, lo mucho que te quisieron tus padres, de forma totalmente incondicional. Es tanto lo que los quieres que, de golpe, entiendes todos aquellos esfuerzos que hacían tu madre y tu padre sin descanso, de manera natural. Sin ni siquiera plantearse si compensaba. Eran otros tiempos. Hoy ves la vida que llevan los que han decidido no multiplicarse, la envidia por esas palabras de Elba Vázquez te reconcome y te entra un ataque de egoísmo terrible.

Compro que, a veces, se te pasa, cuando te deshaces al ver cómo la niña, hoy chica, dibuja una simple sonrisa. O al entenderte con una mirada con tu chaval, pero la única fortaleza que te aportan los retoños es la de hacer lo imposible para intentar cubrir todos los frentes que te van a surgir y que, de verdad, no sabes cuántos llegan a ser hasta que la experiencia está aquí. Menos mal que están los abuelos, esos fenómenos que ayudan hasta cuando no pueden.

Los que tienen tres hijos me parecen héroes de otro planeta cuando dicen que uno más no se nota. Ni pensar en los ingleses de los 22 retoños. Y no quiero quedar de pesetero (por la expresión pesetero se dan cuenta de que hice la EGB). Pero encima las familias disponemos de una cuenta corriente nada corriente que suele estar entre la ruina o la quiebra, números infrarrojos, en lo que algo tienen que ver lo que gastan los angelitos.

Elba Vázquez, 30 años: «Un hijo te cambia la vida, y yo no quiero cambiar la mía»

Caterina Devesa / Marta Vázquez / Patricia García

Completa y sin niño... Muchas mujeres están cansadas de responder a la pregunta de ¿y el hijo pa' cuándo? Sobre todo las que ya han decidido que no quieren tenerlo. Porque solas se sobran y se bastan para ser felices

Acaba de cumplir 30 años y tiene claro que no quiere ser madre. «Nunca tuve instinto maternal», dice Elba Vázquez Bouza. Esta coruñesa forma parte del 12 % de millennials que, de acuerdo con un estudio de Funcas, ya tiene claro que no va a tener hijos. En su caso, desde pequeña mantuvo la misma posición. «Nunca fui una niña de las que dijera que de mayor quería tener hijos. Me decían mucho lo típico de 'ya cambiarás de opinión', pero no», confiesa.

Una decisión personal que sin embargo todavía forma parte de las conversaciones diarias. «Me he dado cuenta con los años de que la gente te pregunta por eso y me parece surrealista. Es algo que me parece tan personal…Porque tú qué sabes si yo quiero tener hijos, pero a lo mejor no puedo. Entonces no entiendo en qué momento alguien dice lo de: ¿Y los niños para cuándo?». Al igual que Elba, muchas mujeres se ven sometidas a menudo a este tipo de cuestiones. «En mi Instagram he comentado en varias ocasiones mi postura y me han escrito otras chicas diciéndome: 'Me ayuda leerte'. Porque están frustradas porque no quieren ser madres, pero sus padres les dicen: '¿Cómo no me vas a dar nietos?'. O sus parejas: '¿Cómo no vamos a tener un hijo?'».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

¿Tener hijos fortalece o debilita?