El Colegio de la Compañía será declarado bien de interés cultural

Cultura iniciará de inmediato la tramitación de esta figura legal de protección


monforte / la voz

La Consellería de Cultura e Turismo iniciará de inmediato los trámites para declarar como bien de interés cultural (BIC) el edificio del colegio monfortino de la Compañía. Así lo anunció el responsable de este departamento, Román Rodríguez, en un encuentro que mantuvo el pasado martes con los responsables del colegio Escolapios, instalado en este edificio desde el siglo XIX. Por ahora no se sabe cuándo estará concluido el proceso de tramitación, pero la dirección del centro educativo espera que esto suceda durante el primer semestre del 2019.

Los responsables del colegio confían por otra parte en que la obtención de esta categoría ayude a conseguir ayudas económicas para efectuar trabajos de reparación y mantenimiento del edificio monumental. «Conservar en bon estado un inmoble histórico destas dimensións resulta moi complicado e custoso, e o feito de ser BIC pode ser moi útil para obter subvencións coa fin de financiar este tipo de traballos», apunta el director del colegio, Pablo Blanco.

Renovar la cubierta

Una intervención que sería especialmente necesaria en este aspecto -continúa- consiste en renovar la cubierta. «A última vez que se fixo algo así utilizáronse tellas de mala calidade que agora están rebentadas en gran parte, e está claro que contar cunha cuberta en boas condicións é algo básico para a conservación do edificio», agrega el director.

Blanco apunta por otro lado que los informes que encargó la consellería con vistas a la declaración como bien de interés cultural señalaron la pertinencia de una medida de este tipo. «Os expertos viñan dicir que é inconcebible que un edificio de tanto valor histórico e artístico non conte con esa figura de proteccción», explica.

La construcción del colegio, sufragada con la fortuna personal del cardenal Rodrigo de Castro, comenzó en abril de 1593. La institución estuvo a cargo de la Compañía de Jesús desde su fundación hasta 1767, año en que esta orden religiosa fue expulsada de todos los dominios de la corona española. Al mismo tiempo se cerraron los demás colegios jesuitas existentes en Galicia, situados en Monterrei, Ourense, Santiago, A Coruña y Pontevedra. Desde entonces hasta 1874, cuando la orden de los escolapios fundó el actual colegio, el edificio pasó por períodos de abandono y se dedicó a diversos usos. Entre 1847 y 1862 albergó el único instituto de segunda enseñanza de la provincia, creado con anterioridad al de Lugo.

El edificio -diseñado por los arquitectos jesuitas Andrés Ruiz y Vermudo Resta- destaca por su singular valor arquitectónico y por la monumental iglesia que forma parte de él, consagrada en 1619. La construcción alberga además un valioso patrimonio artístico en el que destacan particularmente un retablo mayor barroco tallado en el siglo XVII por el escultor Francisco de Moure y una pinacoteca en la que se exhiben pinturas de El Greco y Andrea del Sarto, procedentes de la colección privada del cardenal Rodrigo de Castro.

El proceso puede quedar completado durante el primer semestre del año próximo

«Estamos recibindo cada vez máis visitantes durante todo o ano»

Odirector do colexio Escolapios, Pablo Blanco, confía en que a categoría BIC axude a apreciar e divulgar mellor o valor histórico do edificio.

-O feito de ser BIC obriga a abrir o colexio ás visitas turísticas.

-Por iso non imos ter ningún problema, porque é algo que xa levamos facendo moito tempo. De feito, estamos recibindo cada vez máis visitantes. Só en agosto, por exemplo, tivemos máis de 1.500. Nesta temporada a afluencia non é tan alta, pero hai visitas de forma continuada durante todo o ano. Quen se encarga de guialas é a oficina de turismo.

-¿Vaise aproveitar esta nova categoría nas actividades educativas?

-Si, porque pensamos que é algo que pode ser de moito interese para os alumnos. Durante este curso xa estamos organizando actividades interdisciplinares en torno á historia do edificio e do cardeal Rodrigo de Castro.

-Aparte da axudar á conservación do edificio, ¿que espera que vaia supoñer o feito de contar con este rango?

-En xeral, creo que contribuirá a que se coñeza mellor a historia do colexio e a que sexa valorada como se merece. Non hai que esquecer este edificio foi creado como institución educativa e máis de catrocentos anos despois segue cumprindo esa mesma función. Exceptuando a Universidade de Santiago, pode dicirse que é un caso único en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El Colegio de la Compañía será declarado bien de interés cultural