David Costas: «Ya me toca, es mi momento»

Tras tres cesiones, el canterano se ve en crecimiento y con argumentos para asentarse en el once

David Costas: «He cambiado físicamente porque era un hándicap» El canterano analiza su trayectoria y el momento actual que viven él y el equipo

VIGO / LA VOZ

A David Costas Cordal (Chapela, 1995) la vida le ha cambiado de un modo radical en tres semanas. Después de tres cesiones y otros tantos regresos, el central del Celta parecía inmerso en su particular día de la marmota hasta que llegó Miguel Cardoso. El luso le ha dado la titularidad en los tres partidos de Liga y el canterano comienza a mostrar todos sus recursos, los que traía de serie, y los que ha ido adquiriendo, especialmente en el aspecto físico y en la agresividad.

-¿Cómo ve su cambio radical?

-Con el entrenador nuevo estoy teniendo más oportunidades y la verdad es que mi situación ha cambiado. Hace poco estaba en la grada o iba convocado cuando fallaba alguno de los compañeros y ahora estoy entrando en el once y consolidándome.

-¿Percibe que este es su momento?

-Creo que sí. Después de tres cesiones creo que ya me toca, es mi momento. Es mi oportunidad y quiero aprovecharla.

-Siempre se comentó que necesitaba reforzar su autoconfianza. ¿Tiene el saco lleno ahora?

-Cuando juegas tan poco y con tanto tiempo entre partido y partido es difícil coger esa confianza que necesitas para asentarte y ahora estoy intentando cogerla.

-¿Tal y como iban las cosas pensó que todo sería igual que en años anteriores?

-La verdad es que sí, porque creo que hice una buena pretemporada y al final el entrenador decide que soy el último de la fila, pero ahora tuve la suerte que hubo cambio de entrenador y el nuevo ha apostado por mí y solo me queda hacer las cosas bien y seguir progresando.

-¿Llegó a pensar en la posibilidad de volver a salir en enero?

-La verdad es que no, yo quería quedarme porque ya llevo tres cesiones con la misma historia: salgo, juego, vuelvo y siempre me cuesta, pero sabía que trabajando al final iba a tener esa oportunidad de dos o tres partidos seguidos. Yo me veo capaz de estar en el once y quiero seguir trabajando para ser titular.

-¿Qué le aportaron las tres cesiones?

-Las tres fueron buenas porque acumulé muchos minutos y a nivel de confianza fue bueno para mí porque me demostré a mí mismo que era jugador de fútbol a nivel profesional y me sirvió también para madurar como persona y como futbolista.

-De las tres cesiones, ¿en dónde estuvo mejor y peor?

-Al principio cuando llegué a Mallorca me faltó un poco. Tenía 19 años era muy joven, me fui solo para allá y me costó un poquito pero luego me fui encontrando cómodo, comencé a jugar, el míster me dio confianza pero luego vino una lesión que me apartó los últimos cuatro meses de la competición. Ese fue el peor momento, ese y el descenso a Segunda B del año pasado (con el Barça B).

-Sin embargo en Barcelona parece que las cosas le fueron bien en lo personal.

-A nivel individual y personal la verdad es que estuve muy bien, conseguí cosas que pensé que no se me iban a dar nunca como debutar en el primer equipo del Barça.

-¿En algún momento pensó que el Barcelona pagaría la cláusula de 10 millones?

-Nunca pensé en eso. Fui allí a acumular minutos, a jugar y a ganar confianza. No sé dio la opción de compra pero no pasa nada, yo estoy aquí, quiero jugar aquí y hacer las cosas bien en el Celta.

-¿Regresó más maduro?

-Las cesiones te hacen crecer. Soy un jugador que acumula experiencias y creo que estoy preparado para estar en el once.

-¿En qué cambió?

-Desde que debuté cambié en muchas cosas. He intentado cambiar físicamente porque era un hándicap. Cuando comencé era muy delgadito y me costaba mucho ir a las disputas. También tenía pendiente la agresividad, y ahora creo que me mejorado en todas estas cosas.

-¿Cómo se ve a si mismo?

-Me veo en crecimiento, en pensar en cada vez ir a mejor y hacer más cosas.

-¿Cinco años después, debutar tan joven con Luis Enrique fue para bien o retardó su proceso?

-Nunca sabes lo que hubiera pasado si no disputara estos partidos. Estoy muy contento de que haya apostado por mí en aquel momento, aunque es cierto que luego me costó un poco arrancar pero si no lo hubiera hecho igual ahora mismo no estaría aquí.

-Luego Berizzo y Unzué no contaron mucho con usted.

-Se decantaron por otros jugadores. No les guardo rencor.

-En un mundo de frases hechas es raro que un futbolista se atreva a decir verdades por eso llamó la atención su recado a Mohamed.

-No lo hice con ninguna intención, pero sí es cierto que Mohamed fue un entrenador que conmigo no contó mucho después de haberlo hecho bien en pretemporada. De la noche a la mañana dejó de contar conmigo y no me sentó bien.

-¿Qué le pide Cardoso?

-Que sea yo mismo, que tenga confianza en mí mismo, que esté tranquilo y que juegue mi fútbol.

-¿Qué tal en el perfil izquierdo?

-Esa algo nuevo, pero si el míster necesita de mí se juega ahí. En donde el quiera que me ponga.

-¿Cómo se entiende con Néstor Araujo?

-Es un gran jugador que se adaptó rápido a la liga y me entiendo muy bien con él. Creo que hacemos una buena pareja.

-¿Cómo ve la competencia de centrales?

-Es una posición en la que hay muchos jugadores. Todo el mundo está muy pendiente de la línea defensiva porque en los últimos años estamos encajando muchos goles y con trabajo intentaremos solucionarlo.

-¿En lo colectivo cómo ve en equipo?

-Lo veo bien, asimilando las ideas del entrenador y creo que iremos a mejor.

-¿El objetivo de nuevo vuelve a ser Europa?

-El equipo no se pone límites. Entendemos que estamos haciendo las cosas bien, que estamos trabajando bien y queda mucha liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

David Costas: «Ya me toca, es mi momento»