«Rouban o que hai e despois ocupan a casa»

Los vecinos de As Gándaras, en Lugo, se manifestarán el domingo para pedir soluciones contra las ocupaciones

La Voz de Galicia
Lo sentimos, no hemos podido atender su petición.
Vecinos de Lugo se organizan para frenar la okupación de viviendas en el barrio de As Gándaras Después de varias okupaciones de viviendas durante el último año, los vecinos del barrio de As Gándaras de Lugo se organizan para hacer visible su situación

LUGO / LA VOZ

Los vecinos del barrio lucense de As Gándaras están en pie de guerra. Hace aproximadamente cuatro años muchos habitantes del poblado chabolista de O Carqueixo se trasladaron a esta zona y empezaron a ocupar las casas. «Chegaron aquí e ademais de que molestan coas súas festas, ocúpannos as casas», denuncian.

Las ocupaciones son un goteo constante. Tanto es así que los residentes viven con miedo y no pueden dejar la casa sola ni para salir a dar un paseo o hacer la compra. De hacerlo corren el riesgo de que ocurra lo sucedido el sábado en el domicilio de Otilia Trigo: «Estaba na casa duns amigos e chamáronme ás dez da noite avisándome de que tiña xente dentro da casa. Cando cheguei estaban todos os veciños reunidos e a Policía Nacional. Destrozáronme a casa. Armarios baleiros e todo tipo de material, desde culleres ata peites, metidos en maletas e bolsas», relata.

Hartos de esta situación, los vecinos han decidido unirse y organizar actos de protesta. Empezarán este domingo con una manifestación. «Estámonos organizando e o domingo faremos unha manifestación á saída da misa, que é ás 12.30 horas», indica Prudencio González, un vecino de As Gándaras que vivió en directo lo sucedido el sábado. «Saín dar un paseo con dous amigos e sobre as nove da noite pasamos por aquí. Un veciño díxonos que entraran os xitanos na casa de Otilia e que cría que estaban dentro porque os vira carrexar material. Había luz no piso de arriba e na planta de abaixo, así que chamamos á porta e asomouse unha muller pola fiestra. Ao ser conscientes de que había xente no interior, chamamos á policía, aos propietarios e ao resto dos veciños. En total había catro mulleres dentro e un neno», explica González, que añade que los ocupadores les reclamaban 3.000 euros para abandonar la vivienda.

Según los vecinos, los ocupadores buscan casas de planta baja por los alrededores de la ciudad y si no las encuentran, ponen el ojo en pisos. «No caso do sábado, xa tiñan varios mobles colocados nas fiestras e nas portas e un cerroxo dentro do portal. Ademais, xa levaran roupa e embalaxes», aseguran. Los vecinos dicen que entran a la fuerza, roban lo que hay dentro y, mientras las mujeres quedan dentro, los hombres huyen con el material sustraído y vuelven a ocupar la casa». Desde hace cuatro años, dos casas fueron ocupadas y posteriormente quemadas. Otras se encuentran repletas de sacos de basura con material dentro. «Es un goteo continuo. Primero roban lo que hay y se quedan», dicen los residentes, que para salir de casa tienen que pedirle al vecino que la vigile.

Los otros casos de okupas en Galicia

La Voz
Casa de la Algalia, en Santiago, que fue tapiada y que ahora ha vuelto a ser okupada
Casa de la Algalia, en Santiago, que fue tapiada y que ahora ha vuelto a ser okupada

La movilización de vecinos de Lugo frente a la entrada ilegal en viviendas se suma a otros conflictos en ciudades gallegas

Aprobada el pasado año, la ley que permite el desalojo exprés de los okupas sigue sin dar los resultados esperados. Los vecinos del barrio lucense de As Gándaras se movilizaron el pasado fin de semana contra las okupaciones y el robo en viviendas, muchas de ellas abandonadas por el fallecimiento de sus dueños. El último intento de okupación fue el de cuatro mujeres que entraron en un edificio de tres plantas, acompañadas de varios niños, y que acabaron siendo detenidas por la Policía Local.

Casi dos años después de su desalojo, el antiguo centro social okupa de la casa de la Algalia, en Santiago, ha vuelto a ser ocupado por el colectivo Escarnio e Maldizer. En Ferrol, los vecinos del barrio de San Xoán se muestran preocupados ante lo que consideran un polvorín para la zona: una antigua empresa de maderas okupada, que según ellos corre peligro de incendio en caso de que los okupas hagan fuego en una zona con material inflamable. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«Rouban o que hai e despois ocupan a casa»