El chalé de Teo donde murió Asunta sigue sin encontrar comprador


REDACCIÓN / LA VOZ

El amplísimo chalé que Rosario Porto, la madre de Asunta Basterra, trata de vender en Teo no encuentra comprador. La pequeña pereció, por asfixia mecánica, en este caserón situado en el lugar de Montouto, del que su madre quiso desprenderse en agosto del 2013, tal y como recoge Efe, el mes anterior al cruel asesinato de la pequeña de 12 años por el que, al igual que su ex, Alfonso Basterra, cumple condena.

Es una mansión de 400 metros cuadrados útiles, que fue construida en una finca de 10.000 y que, protegida por un alto muro, cuenta con un robledal, cipreses y cedros, así como con una cruz de piedra que mandaron levantar los padres de Rosario Porto, los dueños de la misma, antes de que ella la recibiese vía herencia. La distribución queda conformada por cinco habitaciones dobles, otros tantos baños, cuatro salones, una bodega con una barra, una lareira, un hórreo, una enorme piscina, pista de tenis, muebles en la totalidad de las estancias, alumbrado, lavadero, calefacción, asfaltado, puerta blindada, garaje, terraza y jardín. En un inicio se pidió una cantidad cercana al millón de euros, que después se rebajó prácticamente a la mitad, pero igual de infructuoso ha sido el resultado hasta la fecha. 

Otro caso en Moraña

No es el único ejemplo de la suerte que corren los inmuebles con la huella indeleble que deja la crónica negra. En Moraña (Pontevedra) David Oubel, el primer condenado en España a prisión permanente revisable, vio frustrada intención de despojarse de la vivienda en la que puso fin a la vida de sus hijas, Amaia de 4 años y Candela de 9, con una sierra radial en el 2013.

Más información

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El chalé de Teo donde murió Asunta sigue sin encontrar comprador