Del IVA al AVE: las demandas de Feijoo al nuevo Ejecutivo

El presidente de la Xunta remite cartas a los 22 ministros para recordarles los asuntos prioritarios
de la comunidad

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo

Santiago / La Voz

Hay una cosa en la que el PPdeG y el BNG se tocan con la punta de los dedos: el lenguaje utilizado para denominar las reivindicaciones políticas de Galicia. En junio del 2018, Ana Pontón, la líder de los nacionalistas, empezó a hablar de la Axenda Galega 2020, un informe en el que se enumeraban las demandas para sacar a la comunidad de la irrelevancia y, en vísperas de las últimas generales, la Xunta lanzaba su propio documento, denominado Axenda Galicia, en el que se enumeran las 25 demandas prioritarias dirigidas al Gobierno central. Son exigencias que van del IVA al AVE, pasando por el declive demográfico, el Xacobeo o el apoyo a la industria, cuestiones incluidas todas ellas en las cartas que el mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijoo, remitió esta misma semana a los 22 ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

En algunos de los asuntos hay plena coincidencia entre el PP y el BNG, e incluso del conjunto del Parlamento gallego, como es en la petición el traspaso de la titularidad de la AP-9. Ahora bien, la Xunta deja claro que lo más importante para los usuarios de la autopista no es la transferencia, sino el coste de los peajes, y por ese motivo incluye en sus demandas un plan de bonificaciones para usuarios frecuentes, recordó Feijoo en la carta enviada al ministro de Transporte, José Luis Ábalos.

Liquidar la deuda

La cuestión que ocupa el primer lugar en la Axenda Galicia es el pago de la deuda pendiente con Galicia, empezado por los 200 millones de euros de una mensualidad del IVA recaudado en la comunidad en el 2017 y que sigue reteniendo el Estado. A eso hay que añadir los incentivos pactados para las comunidades que, como Galicia, cumplieron con los objetivos fijados en la regla de gasto, un concepto por el cual la Xunta reclama 85 millones cada año desde el 2018.

En paralelo, el Ejecutivo autónomo esgrime la necesidad de acometer «de forma urgente» la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica, cuestión aplazada desde que en el 2014 venció el sistema anterior, prorrogado con parches desde entonces. «Es imprescindible consensuar un modelo que supere la idea del reparto por territorios y garantice una financiación igualitaria a cada uno de los ciudadanos españoles», recoge el documento de la Xunta.

También en relación con la financiación, Feijoo insiste en reclamar al Ejecutivo de coalición de Pedro Sánchez «igualdad de trato» entre las diferentes autoridades portuarias del Estado, y condonar la deuda del puerto de A Coruña, al igual que se hizo con el de Valencia. El apoyo al Xacobeo 2021, especialmente con la financiación del plan de bienes BIC del Camino, es otra de las demandas, así como la defensa de los intereses gallegos en la UE, especialmente en lo tocante al brexit y los fondos de cohesión.

Declive demográfico

Uno de los asuntos que marcará la agenda del Gobierno gallego en lo que resta de legislatura es la tramitación de la ley de impulso demográfica, la primera de estas características que verá la luz en España, que se propone crear un marco reglamentario para facilitar la natalidad, la conciliación y frenar el despoblamiento del rural.

La Xunta redimensionó algunos servicios sociales, como las casas nido o las casas del mayor, para llegar con escuelas infantiles y centros de día a las zonas menos pobladas, pero también pone deberes al Estado y reivindica una «estrategia nacional» frente al reto demográfico, que establezca las líneas de actuación y los recursos para apoyar a las zonas más desfavorecidas.

En el apartado de las inversiones, Núñez Feijoo reclama «implicación» del Estado en las proyectos de saneamiento integral de las rías y ríos gallegos, que el Gobierno central aporte el 50 % de la cofinanciación de la dependencia, y no el 24 % como ahora, y que aporte fondos a las comunidades para sufragar la gratuidad plena de las escuelas infantiles.

La «burla» del AVE

En el capítulo de las infraestructuras, las demanda sobre la ejecución de las obras del AVE de acuerdo con el calendario previsto, es decir, que este año se pueda viajar en alta velocidad de Galicia a Madrid, es la principal demanda. La Xunta advierte que Galicia lleva «soportando sucesivos retrasos» y la líder del BNG, Ana Pontón, calificó de «burla» y «vacile» que el AVE se pueda retrasar ahora al 2022, con el Xacobeo ya concluido, de acuerdo con la estimación aportada por la UE. Las exigencias del AVE incluyen también la conexión con Lugo o la variante de Cerdedo para la conexión directa de Vigo.

Los últimos dos asuntos que Galicia trasladará a la Moncloa tiene que ver con la industria. Hace meses que la Xunta demanda un estatuto para las industria electrointensiva con el fin de disipar los negros nubarrones que planean sobre Alcoa. Y a ello se añade la demanda de hacer una «transición energética justa», que evite en cierre abrupto de centrales como la de As Pontes. Y en esta demanda Feijoo tiene el apoyo de todo el PSOE de la provincia de A Coruña.

Sánchez e Iglesias miran a Bruselas para que bendiga su primer Presupuesto en común

Ana Balseiro
La vicepresidenta económica, la gallega Nadia Calviño tendrá un papel protagonista en la negociación de los ajustes con Bruselas
La vicepresidenta económica, la gallega Nadia Calviño tendrá un papel protagonista en la negociación de los ajustes con Bruselas

El Gobierno negociará primero con la UE flexibilizar el objetivo de déficit para iniciar después la tramitación de las cuentas

«Muy pronto, a la mayor brevedad posible». Esa fue la respuesta que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dio este viernes, en la rueda de prensa posterior al el Consejo de Ministros, a la pregunta sobre cuándo presentará el Gobierno el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este ejercicio y poner así fin a la racha de funcionar con las cuentas prorrogadas (siguen en vigor las diseñadas por Cristóbal Montoro para el 2018). La traducción práctica, sin embargo, es que para conocer los nuevos Presupuestos habrá que esperar, ya que previamente el Ejecutivo tendrá que negociar con Bruselas la flexibilización de los objetivos de déficit, una vez cerrados oficialmente los datos del 2019, algo que no ocurrirá «hasta bien entrado marzo. El tiempo corre y los obstáculos no son menores.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Del IVA al AVE: las demandas de Feijoo al nuevo Ejecutivo