Nace en A Coruña una AMPA pionera para niños con necesidades especiales

Una veintena de familias ponen en marcha Anpanee, una asociación «global e inclusiva»

anpa

a coruña / la voz

Se conocieron cuando se quedaron sin los cuidadores que asigna Educación en los respectivos colegios donde estudian sus hijos. El pequeño de Ana tiene diez años y un trastorno del espectro autista (TEA) diagnosticado. Estudia en el María Barbeito e Cerviño. Al de Paula, Mario, de seis años, le descubrieron una parálisis cerebral cuando era un bebé. Estudia en el CEIP Emilia Pardo Bazán. De la necesidad de colaborar entre estas dos madres ha nacido una iniciativa pionera en A Coruña, y puede que en Galicia. Anpanee (Asociación de Nais e Pais de Alumnos con Necesidades Educativas Especiais) es la primera AMPA «inclusiva» que no se limita a un centro.

«Es global, pueden unirse progenitores que, sin tener un hijo con necesidades especiales, se solidaricen. Al fin y al cabo, nuestra demanda, contar con más medios, es buena para todos», explica Paula Fernández Amboage, la presidenta de Anpanee. El colectivo nace con el apoyo de una veintena de familias de la ciudad.

Para que la educación sea inclusiva, debe tener medios

Tras años peleando con las Administraciones, su esperanza que es que juntos puedan lograr más visibilidad, «y voz», para sus pequeños. «Velamos por su correcta escolarización. Además de socializar, nuestros hijos tienen derecho a aprender», añade Paula.

Esto implica más medios. «Está muy en el aire, desde la formación requerida a la asignación de los cuidadores por parte de la Xunta. En una escuela donde hay 20 niños con necesidades especiales no puede haber solo un cuidador. No dan las cuentas. Tampoco si un profesor tiene 23 alumnos en el aula, uno necesita apoyo y está el solo para todos», subraya.

Respaldo de los centros

En un principio de curso que Paula define como «complicadillo», cuentan con el respaldo de los centros educativos. «En case todas os cursos temos un rapaz que precisa necesidades especiais de educación. É importante que isto se saiba portas afora das escolas», dice Aurora Candal, la directora del Emilia Pardo Bazán, en Los Rosales. «Para que la educación sea inclusiva, debe tener medios. Hay muchas carencias, sobre todo de medios humanos», apunta Ana Sierra, miembro de la junta de Anpanee.

Durante un tiempo, su hijo y el de Paula, a pesar de estar en colegios distintos, compartieron cuidador. Los acompaña al baño, en los cambios de clase, en el patio o los cambia de postura, si tienen problemas de movilidad. Una «formación pautada», reclama Ana, y una «sensibilidad» hacia estos estudiantes son requisitos básicos, alegan. «Quedarnos tranquilos cuando quedan en el colegio», prioriza Ana.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Nace en A Coruña una AMPA pionera para niños con necesidades especiales