Ana Pose: «Cada vez valórase máis a música tradicional, imos mellorando niso»

Festas do Mar | La asociación Malante, que tiene nueva presidenta, Ana Pose, llevará el peso de los pasacalles en las celebraciones, los tres días


Ana Pose López (Mens, 1986) siempre ha escuchado una frase de su abuela: «Unha festa sen pólvora e sen gaiteiros non é festa». En las do Mar de Malpica, que empiezan hoy mismo, no faltarán. La asociación cultural Malante se encargará de los pasacalles matutinos los tres días, y además esta tarde, a eso de las 21.00 o 21.30, actuarán los niños. Ana es, desde hace dos semanas, la nueva presidenta de la entidad: «A decisión estaba tomada de antes, pero o que é cuestión de papeis e iso é moi recente», cuenta. El anterior presidente, Walter Pardo, tomó posesión como alcalde, de ahí que dejase el cargo en Malante, entidad en la que también era vital a la hora de las decisiones Tania Doldán, su mujer. «Nós -la nueva directiva- levamos unidos e vinculados á asociación desde o inicio», explica Pose López, que encara esta etapa con «ilusión, motivación e ganas de facer cousas». Tiene un buen equipo a su lado: «Ou xente que toca na banda, ou que baila no grupo de baile, ou que dá clase. Incluso as tres cousas, como é o meu caso», ríe.

«Primeiro estabamos no Concello, pero logo fundouse unha asociación cultural independente», evoca sobre los inicios de Malante: la asociación cumplió este agosto 16 años. «Isto é algo noso. En todos os lugares hai unha riqueza cultural e a nós tocounos defender esta», comenta Ana sobre lo que le hace sentir la música tradicional, a la que lleva ligada desde pequeña. Evoca su participación con la banda en festivales como Lorient y Ortigueira: «Lorient é o máximo que podes acadar cando te dedicas á música tradicional. E veste alí, nun lugar no que nunca na túa vida soñaches estar, con 10.000 persoas que pagaron por verte...». Cree que, aunque hace falta todavía más concienciación de lo propio, «cada vez valórase máis a música tradicional, imos mellorando». La asociación Malante, en la que ella es profesora de los niños de 3 a 12 años, está centrada en cuestiones tradicionales. Los más pequeños, de 3 a 5, acuden a un grupo de baile y pandereta, y también hay otro para los que tienen de 6 a 8 y los que andan entre 8 y 12, que tienen a su disposición, asimismo, tambor, flauta y gaita. Desde el año pasado, para adultos y para los niños más grandes, sumaron el acordeón. Tiene la entidad un grupo de baile consolidado, con integrantes de entre 20 y 40 años, y otro para «señoras algo máis maiores». En cuanto a la banda de gaitas Malante, la mayor, la que ha ido a Lorient u Ortigueira, alberga entre sus filas desde jóvenes de 13 años a veteranos de 50. Es el nivel superior dentro de la entidad, y existe un paso previo, otra banda creada recientemente, Aberto por Reformas, para ir empezando y conociendo lo que implica formar parte de un grupo así.

En Malante, con unos 80 alumnos de Malpica, Cances, Viladesuso, Carballo, e incluso alguno que reside en A Coruña, tienen la suerte de seguir recibiendo savia joven: «As nosas clases, maioritariamente, son os sábados pola mañá, e aínda así veñen encantados». Toca ahora prepararse para unas fiestas para muchos especiales, ya no solo por ser de allí, sino porque indican el final del verano: hay que darlo todo. A Ana le cuadran especialmente bien: ayer mismo cumplió años. Así, a través de canciones tradicionales, y asequibles para hacer en pasacalles («hai que ir andando, e tocar sen esgotarse») llevarán la música a cada rincón: son los mayores, quizás, quienes más la disfrutan, porque viajan a otro tiempo. De ahí las palabras de su abuela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ana Pose: «Cada vez valórase máis a música tradicional, imos mellorando niso»