Gran estreno de A de Juana en Ribeira

El local abrió sus puertas en el mercado municipal la semana pasada


Cuando alguien se aventura a emprender un nuevo negocio, nunca sabe cuál será el resultado, si la apuesta que está haciendo saldrá bien o si tendrá que acabar replegando velas y volver a reinventarse. La incertidumbre siempre está ahí, es inevitable, pero hay casos en los que un estreno con éxito augura un futuro prometedor.

Este es el caso de A de Juana, que acaba de abrir sus puertas en el mercado municipal de Ribeira para ofrecer sus productos de carnicería y charcutería, con elaborados propios de forma tradicional.

La inauguración tuvo lugar hace una semana y, por lo cuenta la propietaria, Juana Gómez, el futuro del nuevo negocio pinta bien ya que en los primeros días en funcionamiento han registrado una gran actividad. Claro que Juana no es nueva en el sector, puesto que ya cuenta con una carnicería en Aguiño.

En cuanto a la apertura de su puesto en la plaza de abastos de Santa Uxía, la celebró por todo lo alto y con alguna sorpresa. Por ejemplo, la que le brindaron sus amigos Alberto y Marisa, de Valladolid, que no solo asistieron a la puesta de largo del recinto, sino que le regalaron un inesperado ramo de flores.

Fueron muchos los amigos que acompañaron a Juana Gómez y a sus allegados en la inauguración. No en vano, el suyo es un negocio familiar en el que trabaja junto a su marido, Juan Fernández, y su hermana, Luci Gómez.

Con bendición

Los tres se emplearán a fondo para que esta nueva aventura empresarial llegue a buen puerto. Por lo pronto, A de Juana cuenta también con la bendición del párroco de Santa Uxía, Alfonso Mera, que acudió a la llamada de Juana Gómez para que rociase el puesto con agua bendita antes de la apertura al público.

Al acto acudió también buena parte de los allegados de la empresaria ribeirense, incluidos sus padres y sus suegros. Tampoco su ahijada, Alejandra, hija de Luci, quiso perderse la puesta de largo de un negocio que, a buen seguro, traerá prosperidad a toda la familia.

Sorpresa y bendición. Al acto de inauguración de la carnicería A de Juana en la plaza de abastos ribeirense no le faltó detalle. El párroco Alfonso Mera se encargó de bendecir las instalaciones, mientras que numerosos amigos y clientes desearon suerte a Juana y a su familia en este nuevo proyecto. Entre ellos estaban Alberto y Marisa, que son de Valladolid, pero que no quisieron perderse la cita, a la que acudieron con un ramo de flores de regalo para la empresaria (foto superior).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Gran estreno de A de Juana en Ribeira