Los cazadores quieren revitalizar el monte Pindo

El colectivo realizó sueltas de diversas especies con el fin de recuperar la fauna después de los incendios forestales


Redacción / La Voz

Es una gran mole granítica que llama la atención de los forasteros que acuden por primera vez a Carnota. El monte Pindo, conocido también como el Olimpo Celta, es cada cierto tiempo pasto de las llamas, y eso que apenas tiene masa forestal. El colectivo de cazadores de la localidad, que preside Miguel Cambeiro, cree que la zona está infrautilizada y se le puede sacar mucho más rendimiento, incluso económico. Por parte de la entidad entienden que es necesario buscar alternativas para aprovechar este importante recurso.

El monte tiene una extensión de más de mil hectáreas, la mayoría agreste. Un técnico forestal señaló que uno de los principales problemas que tiene esta zona es que tan solo en el 8 % del terreno se pueden utilizar máquinas para realizar labores de limpieza, por lo que los incendios se producen con bastante frecuencia al no poder sacar la maleza como se debería.

Tras el gran incendio del 2013, el monte vuelve a estar muy frondoso, pues se recuperó bastante bien e, incluso, según los cazadores, ya hay bastante fauna. Según Miguel Cambeiro, esto último también se debe a las repoblaciones que hicieron ellos en los últimos años.

Carballo enano y tojo

La población animal que hay en la actualidad, según el representante de la asociación, es algo de conejo y también jabalí. Sobre la vegetación, indicó que hay bastante, incluyendo el carballo enano y el tojo. Hace un año que los cazadores volvieron a la zona porque «está recuperada».

La fauna existente en el monte Pindo está ahí porque «nós fixemos repoboacións. Ninguén fai nada por repoboar a zona. Todos os anos gastamos uns 4.000 euros para facer soltas de coellos. Tamén investimos unha importante cantidade en limpezas para ter acondicionada a zona onde hai algo de flora como é Chans de Lamas, un lugar pequeno no que se mantén a caza, pois no resto do monte é imposible debido á complexidade do terreo». La intención del colectivo es hacer este año campeonatos de rastro de conejo ya que consideran que está bastante recuperado.

Miguel Cambeiro comentó que ellos hacen las repoblaciones para que haya vida: «A nosa mentalidade non é botar crías para matar. Facémolo para fixar poboación porque somos os primeiros interesados en que se manteña a fauna», enfatiza.

El dirigente comentó que ellos no son bien vistos en el monte Pindo, pero insistió en que «se nos deixaran xestionalo a nós, sería distinto». En este sentido, hizo mención a la posibilidad de explotar esta riqueza natural e incluso habló de repoblar el monte con rebecos u otras especies pues «poderíase facer diñeiro e crear riqueza». Cambeiro recordó que hace años había caballos y ahora «desapareceron». La intención es devolver al Olimpo Celta «o esplendor de antaño».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los cazadores quieren revitalizar el monte Pindo