Los nidos de velutina retirados este año en la comarca superan el millar

Aunque es época de hibernación, las colonias de avispas asiáticas siguen activas


Ribeira / la voz

Cuando la avispa velutina comenzó su expansión por la comarca, los equipos de emergencias encargados de su retirada esperaban como agua de mayo la llegada del invierno para que el insecto les diera un respiro. Sin embargo, eso se ha acabado y a estas alturas del año continúan volcados en la eliminación de asentamientos. La última actualización del mapa que elabora Medio Rural con los datos sobre las colonias localizadas lo corrobora: en lo que va de año son más de un millar.

La Administración autonómica cuenta con un programa de vigilancia y control de esta especie invasora que cuenta con un mapa en el que se plasma la presencia de la velutina en los municipios gallegos. Según esto, en siete de los once ayuntamientos del área barbanzana se han rebasado ya los cien nidos retirados en lo que va de año. Las excepciones se encuentran en Mazaricos -del que no se aportan datos-, Lousame, A Pobra y Rianxo, si bien hay que tener en cuenta que en estos municipios son las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil las que se encargan de la eliminación de las colonias de avispas y no siempre están en disposición de hacerlo.

En el mapa de Medio Rural se pintan de un tono granate los municipios en los que se han destruido más de cien asentamientos, sin embargo, no se concreta el número y en muchos casos esa cifra de nidos se supera con creces. Por ejemplo, en Porto do Son apuntan que este año han intervenido en la retirada de alrededor de 250, y siguen recibiendo avisos prácticamente a diario.

Período de hibernación

Los equipos encargados de luchar contra la plaga de insectos explican que a estas alturas del año las avispas reina deberían estar hibernando, y las obreras tendrían que haber muerto por el frío. Sin embargo, no es así, como evidencian los datos de colonias eliminadas en los últimos meses.

En esta época, los árboles de hoja caduca dejan al descubierto entre sus ramas los nidos, todos secundarios y, por tanto, de gran tamaño. Más de un metro medía uno eliminado esta semana. En lo que va diciembre, el GES de Muros ha retirado de media un nido al día, y son más de un centenar los destruidos entre octubre y este mes. No es un caso aislado, y el equipo de emergencias de Boiro, por ejemplo, ha despachado medio centenar de asentamientos en el mismo período. Hay dos cuestiones que explican que, pese a estar a las puertas del invierno, la velutina siga trayendo de cabeza al personal que trabaja para erradicarla. Para empezar, las temperaturas no son lo suficientemente bajas y, en segundo lugar, la especie se está adaptando a las condiciones meteorológicas construyendo nidos con las capas exteriores más gruesas para aislarse del frío.

Esto lleva a que los numerosos nidos que se están retirando en esta época del año tengan todavía una gran actividad en su interior y, de hecho, muchos tienen incluso larvas.

Ciclo continuo

En vista del panorama, los grupos de emergencias empiezan a resignarse y a asumir que la batalla contra la avispa asiática no ha hecho más que empezar. De hecho, algunos de los profesionales consultados indican que, si a estas alturas del año las colonias siguen activas, no pasará mucho tiempo antes de que la especie acabe por estar presente durante todo el año, suprimiendo el período de hibernación: «Isto vai ser algo continuo», advertían en Muros.

Esta opinión la corroboraban en Porto do Son: «En decembro aínda están criando e en marzo ou abril xa empezan a saír as novas raíñas».

La propagación de la plaga ha seguido una trayectoria constante desde el ejercicio 2015

Desde que en el 2014 el avance de la avispa asiática llevase a la Xunta a realizar un seguimiento de la plaga, la especie se ha ido propagando por todo el territorio autonómico e incrementando notablemente su presencia. Según los datos que maneja la Consellería de Medio Rural, hace cuatro años no se había detectado ningún nido en los municipios del área barbanzana, mientras que su presencia en la comarca a finales del 2015 era todavía algo residual.

Sin embargo, a partir de ese momento la velutina comenzó una expansión imparable. En diciembre del 2016, aunque la cifra de colonias eliminadas en la zona era ya considerable, en ningún municipio se había superado el centenar de nidos retirados, una situación que cambió radicalmente el año pasado. No en vano, hace justo 12 meses eran seis los ayuntamientos en los que se había rebasado la barrera de los cien asentamientos. Desde entonces, se ha sumado a la lista de los términos con mayor actividad el de Carnota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los nidos de velutina retirados este año en la comarca superan el millar