Décadas de lujo romántico en tren

En mayo de 1989, Viveiro recibía un viaje «charter», del Club de Rotarios alemán


viveiro / la voz

El Transcantábrico fue el primer tren turístico de España. El próximo verano cumplirá los 36 años de vida, pues fue inaugurado en León a mediados de julio de 1983, año en el que realizó diez viajes y mil kilómetros de recorrido en cada uno de ellos, desde tierras castellanas hasta Ferrol, vistiendo con elegancia todo el norte cantábrico. Aunque el gran recibimiento en la costa lucense llegaría el 5 de agosto de aquel año. Pasó la noche en Viveiro, una ciudad que lo recibía con una gran fiesta y los brazos abiertos. Feve también comenzó a ofrecer la posibilidad de realizar viajes especiales. El primer «charter» llegó a Galicia atrayendo a los extranjeros. El primero fue un grupo de norteamericanos que pagaron cien mil pesetas por disfrutar de «un maravilloso crucero a través del profundo y misterioso norte», decían los folletos que lo promocionaban. Otra singular expedición, del Club de Rotarios alemán, llegaba a la ciudad viveirense el 11 de mayo de 1989.

El proyecto de Feve (Ferrocarril de Vía Estrecha) supuso una inversión de 250 millones de las antiguas pesetas. A partir de 1984, cuentan las crónicas de hace 35 años, «comenzó a dar beneficios, con una ocupación media del tren del 80%» y después, ya al cien por cien, con un destacado interés por la oferta ferroviaria por parte del turismo exterior.

En mayo de 1989, por ejemplo, los viajes tenían los siguientes precios, por persona: en compartimento doble, 110.000 pesetas; en individual había que abonar un suplemento de 23.000. Y un lucense, por aquellas fechas, era el coordinador del tren turístico: Luis Cao López, de Foz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Décadas de lujo romántico en tren