Hacen test al personal de la residencia de Ribadeo donde vivía el anciano fallecido por COVID-19

Había ingresado en el hospital el día 17 por otra patología ajena al coronavirus


ribadeo / la voz

El primer fallecido por coronavirus en A Mariña ha sido un anciano con familia en Ribadeo que durante buena parte de su vida residió por motivos laborales en Asturias, y que desde diciembre del mes pasado se encontraba en la vivienda comunitaria de la tercera edad Mirador del Eo, en Ribadeo. Tenía 83 años y falleció en la madrugada del lunes al martes. El Sergas comunicó a primera hora de la mañana de este martes la muerte.

El anciano había ingresado en el hospital mariñano el pasado día 17, por una patología (al parecer relacionada con una bronquitis) que nada tenía que ver con el coronavirus y de la que era reincidente. Se da la circunstancia de que el otro caso de coronavirus conocido en Ribadeo es el de otra anciana, también residente en el Mirador del Eo, que ingresó hace unos doce días en el hospital también por una dolencia ajena al COVID-19, según fuentes del Mirador del Eo, una hinchazón en una pierna. A la vista de estas circunstancias, son muchas las dudas que se ciernen sobre el posible foco del contagio.

Una vez comunicada la muerte del anciano, en la vivienda comunitaria de la tercera edad de Ribadeo se aplicaron las medidas correspondientes, como proceder a desinfectar todo el recinto, tareas que se realizaron a lo largo del día. En el Mirador del Eo hay otros 16 residentes, con los que, desde que se tuvo conocimiento del primer positivo (el de la anciana), ya se siguen las pautas establecidas en el protocolo, como mantenerlos separados y extremar la higiene.

A lo largo del martes, personal sanitario acudió al Mirador del Eo para realizar pruebas de coronavirus al personal que trabaja en la residencia, pero inicialmente, al menos ayer hasta el cierre de esta edición, no se hicieron a los 16 ancianos que siguen en el centro. De momento no se conocen los resultados, pero nadie muestra síntomas.

Desde el Sergas manifestaron que «neste caso, como en todos os demais nos que unha persoa dá positivo nas probas de coronavirus, a Consellería de Sanidade e os Servizos de Medicina Preventiva actúan identificando os contactos e establecendo e actuando de acordo con todas as medidas e actuacións determinadas nos protocolos de atención (medidas de illamento, medidas de protección, circuítos de circulación diferenciados...)».

También acudió ya por la mañana al Mirador del Eo una patrulla de la Guardia Civil de Ribadeo, que en un procedimiento rutinario periódicamente realiza visitas a los asilos y residencias de ancianos.

Las otras dos residencias

En Ribadeo hay otras dos centros de mayores, el asilo municipal (con las religiosas de la congregación de Marta y María al frente) y la nueva residencia, de la Diputación y gestionada por CLECE. Desde el Concello de Ribadeo explicaron que mantienen un contacto permanente con ambas. De momento no hay constancia de ningún residente con síntomas de sufrir el contagio. Desde ya días antes de la declaración de la alerta sanitaria se aplicaron medidas y, con las visitas restringidas, ambos centros continúan operativos con normalidad.

El personal también está advertido de que debe limitar al máximo los contactos sociales y se les entregan puntualmente los protocolos de actuación con las normas que va dictando la Administración. La nueva residencia dispone de una zona exterior y en el asilo viejo se ha habilitado un tramo de calle en donde los ancianos, de dos en dos, pueden salir unos minutos para caminar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hacen test al personal de la residencia de Ribadeo donde vivía el anciano fallecido por COVID-19